La guía entregó sus estrellas 2013 para Españá y Portugal el pasado jueves 22 de noviembre.

Felicitamos a Victor Trochi, egresado del IAG en el año 1999, por haber obtenido su segunda estrella Michelin a cargo de un restaurant. El día de ayer recibió nuevamente el galardón de primera estrella para el Restaurant Les Magnolies, en Arbucies, Barcelona. Recordamos que la primera fue para el Restaurant Skina, en el año 2008.

Como todos los años, el pasado lunes 30 de abril, la revista británica Restaurant dio a conocer The World's 50 Best Restaurants 2012. La famosa lista de los 50 mejores restaurantes del mundo (aunque incluye un total de 100 establecimientos) apareció por primera vez en el año 2002 y se constituyó como un referente incuestionable del mercado gastronómico mundial. 

«Tiene fama de ser creativo e hiperactivo, y en parte por ello, comensales y colegas lo respetan y valoran su trayectoria»

DeGusta, el nuevo restaurante de Gustavo de Battista, exalumno del IAG, reseñado en lanacion.com

Desde hace seis meses, DeGusta abrió sus puertas ofreciendo una propuesta que de Battista describió como Cocina de Autor, gracias a su vasta experiencia culinaria en Europa y su paso por las aulas del Instituto.

Entusiasmados con el éxito de uno de nuestros egresados, les acercamos la nota de lanacion.com sobre DeGusta, el nuevo restaurante de Gustavo de Battista, en Los Cardales.

    En abril de este año, abrió sus puertas el restaurante Sanbenito de la mano de los chefs ejecutivos Martín Arrieta y Máximo Togni, quienes con una cuidada propuesta –que incluye muy buen servicio, una cocina contemporánea internacional de platos simples y novedosos y una impactante arquitectura - convocaron para su plantel a los alumnos y graduados del IAG “Siempre procuramos armar equipos sólidos de trabajo y, por sobre todas las cosas, priorizamos la noción de equipo”, afirmó Martín Arrieta.

Nos escribe Diego Tomaselli (egresado de Profesional Gastrónomico 2002). Compartimos con Uds. su envio a continuación:

Hola Bibiana,

Hago memoria y creo no tener el gusto de conocerte personalmente, más si por teléfono.

Mi nombre es Tomaselli Diego vivo en Trier, Alemania hace ya casi un año y estoy
encargado de la cocina de Puccini. Resto, Café, Bar Italiano.

Soy egresado del Instituto allá por el año 2002 teniendo algunas pasantías en mi historial y hace un tiempo dedicado en forma Profesional a la Gastronomía.

“Yo estaba buscando trabajo afuera porque sentía que ya había cumplido una etapa en la Argentina”, dice mientras trae de la cocina el café en unas tazas de porcelana bellísimas.
Y en ese andar sereno de la cocina al living, confiesa que la misma tarde que comenzó la búsqueda por Internet, tomó la decisión de su vida.

“En eso –dice con ojos brillosos-, entro a una página donde aparece un icono que decía: ‘Venga a trabajar a Andorra. Y la palabra Andorra titilaba…Andorra, Andorra, Andorra. Yo pensé: Es lo que hay y hay que ir. Sabes, no lo dudé, armé las maletas y me fui”, cuenta con un tono pausado y tranquilo el chef argentino Fernando Michelini (de 29 años), que está de paso por Buenos Aires.

 “Para mí la cocina es la vida. Ahí encuentro placer, relax, histeria, todo. En la cocina me desahogo. También hay momentos de felicidad y de bajones. Me desperté con ganas de crear algo, voy a la cocina y empiezo a dar vueltas para buscarle la rosca. Me levanté medio mal y chau, que salga todo derechito porque estoy cruzado. La cocina es mi cable a tierra y mi forma de seguir adelante”, dice el chef Rodrigo Ginzuk (de 34 años), apenas surge la pregunta durante la entrevista. Y enseguida confiesa que no sabría qué hacer si le ‘sacan’ la cocina.

Rodrigo tiene infinitas anécdotas relacionadas a la gastronomía, y también tiene imágenes muy vivas de su infancia. Las relata como si estuviese repasando un viejo álbum de fotos y de allí mismo salieran los aromas de la casa de su abuela materna. Ella era hija de italianos y siempre le decía: “Muchas manos en la cocina no”. Él, que tenía cuatro o cinco años, la miraba. Y ella cocinaba toda la mañana para que después-como dice Rodrigo-, desaparezca todo, ¿no?

Aquí cuenta su periplo por España, que duró dos años y medio y le permitió conocer la cocina canaria y la andaluza y culminó con su deseo cumplido: trabajar en el mítico "El Bulli", bajo la dirección de quien hoy es considerado el mejor chef del mundo, el catalán Ferrán Adriá. El viaje de un chef que hoy sigue alimentando su pasión en la cocina de El Oso Goloso y como docente con el dictado de cursos en Rafaela.
 

Llegué del sur de nuestra argentina, a la ciudad de La Plata para estudiar en el IAG. Comencé en el 2003 con la carrera de profesional gastronómico, junto con ello tuve la posibilidad de entrar a la BANDA uno de los mejores restaurante de dicha ciudad, donde comencé como aprendiz y desarrollaba todo tipo de tareas, aprendiendo lo lindo de nuestra profesión.

Pages

Subscribe to RSS - Restaurant